Retales de Historia

Retales de Historia

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Glenn Miller

Para despedir el año, quiero hablar de uno de los más grandes músicos que dio el jazz, Glenn Miller.

Glenn Miller

Alton Glen Miller nació en Clarinda, Iowa (Estados Unidos), el 1 de marzo de 1904. Lo de “Glenn” vendría más tarde. Su padre se llamaba Elmer Miller y su madre Mattie Lou Cavender. Fue su padre quien le inició en la música al regalarle una mandolina, que más tarde cambiaría por un corno.

Ben Pollack

Su familia se va a vivir a Colorado, donde a los doce años, Glenn empieza a tocar el trombón. Va a la universidad, pero la música y las pruebas a las que se presenta siempre que puede, le hacen distraerse de sus estudios, por lo que deja estos definitivamente a favor de la música. En esta época coincide con Boyd Senter. Entra en la banda del baterista Ben Pollack, durante una gira de conciertos por California. Miller se ha especializado en el trombón, y en este grupo coincide con el que luego será el afamado Benny Goodman, clarinetista. En 1927, Miller deja la orquesta de Pollack cuando llegan a Nueva York.

Benny Goodmann

Al año siguiente, Miller se casa con Helen Burger, ganándose la vida tocando en clubes y programas de radio, y haciendo arreglos. Y es que, a pesar de ser un magnífico músico, y de haber compuesto, por lo que es realmente conocido Glenn Miller, es por los arreglos que hace de las composiciones de otros autores. Poco después hizo arreglos para los hermanos Dorsey, que trabajaban con Gene Kruppa y Coleman Hawkins. También compone para Benny Goodman.

Helen Burger Miller

Por fin en 1937, consigue formar una big band. Trabaja en Dallas y Nueva Orleans. Parece que ese mismo año, Miller graba y firma Moonlight on the Ganges, pero no consigue el éxito que esperaba, disolviendo la banda el día de Año Nuevo, y decide seguir trabajando con la orquesta de Ray Noble, donde ya estaba.

Gene Kruppa

El mismo año, otra vez de regreso en Nueva York, Miller funda la orquesta donde nacería el sonido que le haría célebre en todo el mundo, The Glenn Miller Orchestra: su creación supuso un éxito de público por las transmisiones radiofónicas que realizaban, y también tuvo mucho tirón en las salas de baile. Todo esto significó, asimismo, mucho trabajo porque consigue varios contratos para grabar su música.

Coleman Hawkins

No está muy claro cuando nació el sonido que caracterizó a la Glenn Miller Orchestra. Se cree que durante un ensayo, al faltar uno de sus músicos, tuvo que hacer un “apaño” cambiando a varios músicos de sitio para asignar a varios instrumentos una función diferente de la que hacían habitualmente. El clarinete y el saxo hacían la primera voz: había nacido el sonido Miller.

Ray Noble

A partir de 1938, Miller empieza a ser habitual en las listas de éxitos. En 1940 In the Mood (compuesta por Garland y Razaf) estuvo casi cuatro meses en el primer puesto.


Luego vino Tuxedo Junction (de Dash, Hawkins, Feyne y Johnson). En febrero de 1941 Miller recibió su primer disco de oro por Chattanooga Choo Choo (compuesta por Warren y Gordon). Le siguen Little Brown Jug (Winner), American Patrol (Meacham), A string of pearls (Gray y DeLange), Pensilvania 6.500 (Gray y Sigman) y Moonlight Serenade (Miller y Parish), el tema más importante de Miller.


En 1938, hay una nueva formación de la Glenn Miller Orchestra con Johnny Best, Paul Tanner y Hal McIntyre entre otros. En Nueva York tuvo lugar la mayor concentración de bailarines al son de la música de Miller.

El 1 de septiembre de 1939 estalla la Segunda Guerra Mundial. En abril de 1942 Miller graba American Patrol y en octubre del mismo año Miller se alista voluntario en las Fuerzas Aéreas, donde monta la Army Air Force Band. Miller recibe el rango de capitán, y persuadió a sus superiores que la música elevaría la moral de las tropas, realizando numerosas transmisiones de radio y actuaciones en vivo en los Estados Unidos y en el Reino Unido en los dos años siguientes.

Miller es ascendido a mayor, y una vez que los Aliados recuperan varias ciudades, se le ordena una tournée de varias semanas. El 15 de diciembre de 1944, Glenn Miller coge un avión en el aeródromo de Twinwood, al norte de Londres, con la intención de ir a París para planificar las actuaciones de su grupo. Fue la última vez que se le vio con vida porque el avión de Miller nunca llegó a su destino.

Se piensa que el aparato fue abatido accidentalmente por bombarderos británicos del tipo Lancaster que cruzaban el Canal de la Mancha después de una misión que no se llevó a cabo. Tiraron al agua las bombas que no se usaron y en la operación alcanzaron al Noorduyn Norseman UC-64 en el que volaba el músico.

Noorduyn Norseman UC-64

Se conserva el testimonio de un hombre llamado Fred Shaw, quien aseguró haber visto caer un pequeño avión al ser alcanzado por los Lancaster, pero Shaw ni se imaginaba la importancia de su testimonio. En 1954 se estrena la película de Anthony Mann titulada The Glenn Miller Story (en España Música y lágrimas), con James Stewart interpretando a Glenn Miller y June Alyson en el papel de Helen Burger, su mujer: es en este momento cuando Shaw se dio cuenta de la importancia de aquel derribo. En la película también aparecen Louis Armstrong y Ben Pollack haciendo de sí mismos y Gene Kruppa como miembro de la banda.

La Glenn Miller Orchestra siguió funcionando hasta el 13 de noviembre de 1945, algo más de dos meses después del final de la Segunda Guerra Mundial. En aquella ocasión, dirigía la orquesta Jerry Gray y entre el público se encontraba Harry Truman, presidente de los Estados Unidos.

Jerry Gray

Para terminar, quería incluir un fragmento de The Glenn Miller Story, con la actuación de James Stewart en el papel de Glenn Miller. Lo que suena es la St. Louis Blues March.


Glenn Miller tiene una lápida en el Cementerio Nacional de Arlington, pero su música está en todas partes.


6 comentarios:

  1. Me ha parecido un buen artículo y muy bien trabajado.

    Es una pena que un músico de esa calidad muriera tan joven y en esas trágicas circunstancias.

    Enhorabuena y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Circunstancias trágicas y misteriosas. Los hay que parecen insinuar que el piloto no quiso llegar a destino por tener un juicio pendiente, otros dicen que estuvo trabajando como espía y fue capturado por el enemigo, y luego abandonado en un burdel.

      Eliminar
  2. Bueno, hay varias versiones sobre su muerte. Parece ser que uno de los que dedicó más horas a la investigación del caso fue un rico empresario británico llamado John Edwards, ferviente admirador del músico.
    Éste nos dice que, según sus investigaciones, Miller hizo un corto viaje en el avión Norseman, pero no atravesó el estrecho, sino que voló hacia otro aeródromo en Borrigdon y de ahí voló de nuevo hacia su aeródromo de origen, Twinwoods.
    Después, por alguna razón desconocida, cambió de aeronave y voló en un avión Dakota hacia París, adonde llegó tal y como estaba previsto.
    Se piensa que Miller estaría realizando alguna labor secreta, pues los registros oficiales del accidente, prácticamente, han sido todos destruidos.
    Edwards dice que ha conseguido la prueba de un que médico militar USA firmó en París el acta de defunción del músico y también el testimonio de un mando militar USA en París, el cual le informó de que el músico había sido asesinado en esa ciudad. Parece ser que era muy aficionado a las mujeres y encontró la muerte en el barrio de Pigalle. No se sabe si había estado con una prostituta o con una mujer casada.
    Existen también otras teorías, como la que dice que salió muy desfigurado de un accidente aéreo y que ya no quiso dedicarse más a su profesión, escondiéndose del público.
    Se han ido encontrando, en todos estos años, en el Canal de la Mancha, numerosos restos de accidentes aéreos, pero muchos dicen que no encontrarán su avión, porque él no cayó al mar.
    También hay quién busca esos restos, porque dicen que el músico llevaba consigo unas partituras que aún no había estrenado y que, si se encontraran, le daría una enorme riqueza al que los hallara.
    Existen otras versiones para todos los gustos, como la de que fue capturado por los nazis y murió durante los interrogatorios.
    Otra dice que se dedicaba al contrabando y que fue muerto por los miembros del hampa, que se dedicaban al mercado negro, como él.
    En 1983, su hermano Herb, afirmó que había despegado con el avión, pero que tuvieron que regresar apresuradamente a la misma base, porque Glen se encontraba muy mal, debido a que era un fumador empedernido, y que murió en un hospital británico al día siguiente, a causa de una enfermedad pulmonar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sin ánimo de desmentir tus argumentos, a mí me suena un poco raro eso de volar primero a un aeródromo y luego a otro. Me parece más normal la temeridad de dirigirse directamente al sitio de destino a pesar de las inclemencias del tiempo: había una guerra y no había mucho tiempo de esas tomar esas medidas de seguridad.

      Sí me cuadra que Miller hiciera trabajo de espía, al fin y al cabo, hubo actores que durante la Segunda Guerra Mundial se dedicaron a ese tipo de menesteres, por poner un ejemplo, Christopher Lee, que hizo de conde Drácula o de Saruman en El Señor de los Anillos. Los actores de Hollywood, en aquella época, tenían las puertas abiertas en muchos sitios y era muy fácil que fueran reclutados para tareas de espionaje.

      En cuanto a que hay “pruebas” de su defunción no te digo que no las haya, pero con los años que han pasado desde entonces no sabría con qué quedarme de todas las teorías, porque todas pueden ser ciertas o todas falsas. Yo creo que nunca sabremos la verdad de qué pasó: pudo ocurrir algo y, por el motivo que sea, por no ensuciar la imagen de Miller o por no desmoralizar a las tropas con la noticia de su muerte, se pudo crear una historia que sirviera para ocultar la realidad, y ahora es difícil de distinguir la invención de la realidad. Yo subrayaría lo curioso que resulta compara la imagen de Miller con la del actor que recrea su personaje. Personalmente creo que Miller tiene cara con expresión de (cómo decirlo sin que suene mal) “extraña”, mientras que nadie dudaría de la bondad de James Stewart.

      Con respecto al accidente, resulta que Montgomery Clift (De aquí a la eternidad) o Mark Hamill (Star Wars) también tuvieron graves accidentes, en ambos caso automovilístico, así que no dudo que pueda ser cierto el de Miller, aunque tendríamos que haber visto cómo quedó para saber si realmente quedó tan mal, pero supongo que eso es algo particular de cada uno, en este caso de Miller: es muy fácil decir que se dé la cara después de un accidente cuando no es la de uno.

      A pesar de todo lo dicho, sigo pensando que la muerte fue por una desgraciada torpeza de "fuego amigo".

      Eliminar
  3. Bueno, pudo darse el caso de que saliera de un aeródromo hacia París y, a mitad de camino, se encontrara mal. Entonces, el piloto dio media vuelta y el control aéreo igual no le permitió aterrizar en el aeródromo de origen, por ejemplo a causa de la niebla, algo normal en esas islas, y tuvieron que ir hacia otro, hasta que pasara la niebla, y luego dirigirse de nuevo al de origen. Todo eso es muy normal.
    Un caso de actor, del que se dice que trabajó también como espía, fue el de Leslie Howard, muy conocido por su interpretación en la famosa película “Lo que el viento se llevó” y que también falleció en unas circunstancias parecidas a las de Miller.
    A mí me parece más “extraño” que Miller se casara con esta mujer que aparece en el artículo y que parece que no ha roto un plato en su vida, cuando todos decían de él que era muy ligón.
    No te fíes de las apariencias, James Stewart, del que todos decían que tenía cara de buena persona, ya era piloto militar desde antes de la II GM y se dedicaba al bombardeo sobre el territorio enemigo. Como a USA le venía mejor que se quedara en su país haciendo películas, pues lo destinaron como director de una academia de bombardeo. Creo recordar que se jubiló con el grado de general de brigada de la USAF. Te recuerdo que el bombardeo aliado causó unas 800.000 muertes innecesarias en territorio alemán.
    Evidentemente, el accidente pudo deberse a una torpeza, pero todo eso tuvo que verse reflejado en una investigación por parte de las autoridades y eso no se ha encontrado por ninguna parte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que da que pensar eso de cambiar la trayectoria y que les impidieran aterrizar por la niebla. Igual ya había mal tiempo antes y entonces uno se podría preguntar porqué despegaron, seguro que pensarían "a mí no me va a pasar nada", y luego pasó. Solo una vez pasé miedo cuando viajé en avión y no había niebla, solo una ligera lluvia que era suficiente para correr riesgos, entonces vi que el "eso le pasa a los demás" me estaba pasando a mí: correr peligro por las inclemencias del tiempo.

      A mí no me parece extraño que Miller se casara, la quisiera o no a la mujer, siempre era una pátina de respetabilidad. Siempre se hubiera querido hacer creer al gran público que cómo va a ser cierto eso de que Miller es un mujeriego si está casado.

      En cuanto a James Stewart estoy contigo en eso de no fiarse de las apariencias, casi da miedo buscar sobre él porque cada vez que miras encuentras algo, pero no me atrevo a poner la última barbaridad que leí sobre él porque me cuesta a darle crédito.

      Eliminar