Retales de Historia

Retales de Historia

sábado, 12 de noviembre de 2011

El Archiduque del Baño

Luis Víctor de Habsburgo.

Durante el siglo XIX, Austria (luego Austria-Hungría), con toda la antigüedad de su historia y con toda la extensión de su territorio, era la mayor defensora del catolicismo en Europa y parte del mundo conocido. En parte por ello, no podía permitirse cierto tipo de escándalos, y de ahí que muchos acontecimientos de su historia vayan a permanecer envueltos en el misterio. Pero no todos los escándalos que se dieron en Austria, y para ser más exactos los relacionados con su realeza, merecían tener mayor trascendencia histórica que unos comentarios en los corrillos de Viena.

Luis Víctor con sus hermanos. De izquierda a derecha: Carlos Luis, Francisco José, Maximiliano y Luis Víctor.

Luis Víctor José Antonio de Habsburgo (Viena, 15 de mayo de 1842) fue el menor de los hijos de Francisco Carlos de Austria y Sofía de Baviera (la tan temida suegra de Sissi) y, por tanto, hermanísimo de Francisco José I. Titulaba como Archiduque de Austria y Príncipe Real de Hungría y de Bohemia. Francisco y Sofía no tuvieron hijas que les sobrevivieran, la que tuvieron murió muy pronto, y Luis Víctor nació mucho después que sus otros hermanos, lo que hizo que se convirtiera en el niño mimado de Sofía. A partir de aquí, no tardó en mostrar maneras que dieron que pensar, como el hecho de que disfrutaba vestirse de mujer.

Fotomontaje en el que Luis Víctor sale vestido como hombre y como mujer.

Y llegó el momento de casar a Bubby (se ve que era un apodo muy extendido entre los Habsburgo porque la reina regente María Cristina también llamaba así al niño-rey Alfonso XIII): por más novias que le presentaron, Luis Víctor no se decidió por ninguna. Una de ella fue la hija del emperador de Brasil, Pedro II. Otro proyecto de novia fue Sofía Carlota de Baviera (hermana de Sissi), que llegó a ser novia de Luis II de Baviera, el Rey Loco, proyecto que tampoco cuajó, quizás porque el rey tenía muchos pajaritos en la cabeza y porque también era homosexual, como Luis Víctor.

Princesa Isabel de Brasil, hija de Pedro II.

Sofía Carlota de Baviera.

La condición sexual de Luis Víctor fue lo que se dice un secreto a voces. De vez en cuando se escapaba por Viena para buscar aventuras con hombres jóvenes, algo así como hizo George Michael en Londres hace algún tiempo y, de hecho, a ambos los pillaron en plena faena con un mozo del que se estaban beneficiando en unos lavabos públicos; además, el ligue del Archiduque era menor de edad. A George Michael le metieron en un proceso judicial que no viene al caso; a Luis Víctor le sirvió para que se le conociera como el Archiduque del Baño (si se piensa un poco, hace falta ser cutre y poco elegante para ser archiduque y que te pillen en una actitud que hubiera sido preferible guardarse para la intimidad de un palacio). Está claro que a Francisco José no le hizo mucha gracia la aventura de su hermano, pues lo echó de la Corte y lo mandó a vivir al Castillo de Klesheim (que a mí me parece más bien palacio), cerca de Salzburgo: toda la servidumbre estaba compuesta exclusivamente por mujeres.

Klesheim.

Como Luis Víctor sobrevivió a todos sus hermanos (para algo era el pequeño), pudo ver cómo se iba a paseo todo por lo que tan modosamente había luchado su familia. Murió el 18 de enero de 1919, dos meses después de terminar la Primera Guerra Mundial.

12 comentarios:

  1. La verdad es que no se entiende que esta gente que podría vivir mucho mejor que el resto de los mortales, sin dar ni golpe, arruine su vida de esa manera.

    De todas formas, siempre me ha parecido que Francisco José I era un emperador demasiado rígido con los demás y quizás, por eso, Sissi desapareció de la Corte vienesa.

    Tengo entendido que, tras los crímenes de Mayerling, ordenó sacar aprisa y corriendo los dos cadáveres y derribar el palacio donde había ocurrido aquel acontecimiento.

    Saludos.

    Aliado.

    ResponderEliminar
  2. Aquí te paso un comentario sobrte el tema de Mayerling.

    http://retratosdelahistoria.lacoctelera.net/post/2007/02/12/una-mirada-sobre-drama-mayerling-1-

    Yo he leído en otra parte que se suicidó, porque había sido retado a duelo por los hermanos de María y le era imposible luchar contra ellos por el alto cargo que tenía.

    Saludos.

    Aliado.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, no sé si te gustan los puzzles. Si es así, te recomiendo esta página.

    http://www.lenagames.com/

    Te metes primero en bigjig, que está en la lista de la izquierda y te bajas el archivo que aparece allí.

    http://www.lenagames.com/bigjig.htm

    Luego, cada semana, te puedes bajar gratis un puzzle y en Navidades, como ahora, te regalan dos, si te metes en el apartado.

    New free jigsaw for BigJig

    Saludos y espero que te guste.

    Aliado.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante tu presentación. Efectivamente, Luis Víctor es uno de los pocos archiduques que no reposa en la Kaisergruft de lo capuchinos en Viena, sino en el parque de su castillo. He visitado en Viena el palacio que Luis Víctor se hizo construir en la Schwarzenbergplatz, afortunadamente ha llegado íntegro, "salvado" por un banco. Se sabe que el Archiduque que tan bien presentas era un chismoso y maldiciente, organizó alguna orgía famosa en la que la única mujer presente entre tanto soldado... era él. Sería interesante examinar los papeler de la policía imperial (ya abiertas a consulta) para corroborar todo lo que se dice desde hace tantas décadas y aún a media voz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Leonardo. Me hace ver que tengo que estudiar más alemán para poder -quizás algún día- leer esos documentos de los que hablas. Algún día (hoy no que tengo prisa) hablaremos más extensamente del tema.

      Eliminar
  5. Me gusta saber de estos asuntos y hacer comparaciones de las cuales algo tenemos en común los de este bando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo. Me gustaría saber de alguna de las comparaciones en las que puedes estar pensando.

      Eliminar
  6. Parece que no hemos dejado nuestros prejuicios romanticistas y seguimos hablando del sujeto con la parcialidad de la informacion. El mismo fue hechado del palacio de viena en su juventud, pero no se divorcio de su flia, seguian en contacto permanente y ademas, tengo entendido que fue unos de los encargado de buscar el supuesto cadaver de su hermano en mejico, osea que relacion tenia en la corte o en la intimidad familiar?...sabia de las cuestiones de estado?... opinaba sobre las mismas?...estaba de acuerdo con su hermano el emperador?...hay muchas preguntas sin repuestas y solo se parlotea de su vida sexual, seguimos lapidando su moralidad y no nos centramos en lo realmente importante. Que le sucedio cuando murio sus sobrinos...que vinculo tenia con ellos??...que relacion tuvo con su hermano en la adultez?...hay que buscar los documentos que construya la vida del misterioso Archiduke...y dejsr que descanse en paz en su palacio...ya sabemos que la paso bomba...Y QUÉ? ??...

    ResponderEliminar
  7. haytanta curiosidad en la vida intima de tantos personajes, para la visión del siglo XIX sobre la vida de Luis Victor, debió ser muy compleja, mas si es como lo quen he leído que era muy adicto aal chisme y ser una mala persona, el mismo tuvo la culpa de lo que le sucedió al final y como segundon de los Habsburgo, no es de extrañar, que lo confinaran al palacio donde murió, pobre hombre mereció quizás tener mejor suerte.
    José Antonio Enciso Arce.

    ResponderEliminar
  8. Despues de todo tener otra preferencia no deberia haber castigo como el le dieron me parece cruel y exagerado, quizas no par los cánones del pasdo, como hacen comentario de que tambien se intereso por la suerte de su hermano, los humanos recordemos tenemos tanto maldad como virtudes y solo a Dios le toca juzgar eso.
    José Antonio Enciso Arce antoniena@yahoo.com.mx q

    ResponderEliminar
  9. perdón mi correo esta mal escito es antonienar@yahoo.com.mx
    Muy interesante lo que publican, muchas gracias saludos
    A.E.

    ResponderEliminar