Retales de Historia

Retales de Historia

sábado, 12 de noviembre de 2011

El Archiduque del Baño

Luis Víctor de Habsburgo.

Durante el siglo XIX, Austria (luego Austria-Hungría), con toda la antigüedad de su historia y con toda la extensión de su territorio, era la mayor defensora del catolicismo en Europa y parte del mundo conocido. En parte por ello, no podía permitirse cierto tipo de escándalos, y de ahí que muchos acontecimientos de su historia vayan a permanecer envueltos en el misterio. Pero no todos los escándalos que se dieron en Austria, y para ser más exactos los relacionados con su realeza, merecían tener mayor trascendencia histórica que unos comentarios en los corrillos de Viena.

Luis Víctor con sus hermanos. De izquierda a derecha: Carlos Luis, Francisco José, Maximiliano y Luis Víctor.

Luis Víctor José Antonio de Habsburgo (Viena, 15 de mayo de 1842) fue el menor de los hijos de Francisco Carlos de Austria y Sofía de Baviera (la tan temida suegra de Sissi) y, por tanto, hermanísimo de Francisco José I. Titulaba como Archiduque de Austria y Príncipe Real de Hungría y de Bohemia. Francisco y Sofía no tuvieron hijas que les sobrevivieran, la que tuvieron murió muy pronto, y Luis Víctor nació mucho después que sus otros hermanos, lo que hizo que se convirtiera en el niño mimado de Sofía. A partir de aquí, no tardó en mostrar maneras que dieron que pensar, como el hecho de que disfrutaba vestirse de mujer.

Fotomontaje en el que Luis Víctor sale vestido como hombre y como mujer.

Y llegó el momento de casar a Bubby (se ve que era un apodo muy extendido entre los Habsburgo porque la reina regente María Cristina también llamaba así al niño-rey Alfonso XIII): por más novias que le presentaron, Luis Víctor no se decidió por ninguna. Una de ella fue la hija del emperador de Brasil, Pedro II. Otro proyecto de novia fue Sofía Carlota de Baviera (hermana de Sissi), que llegó a ser novia de Luis II de Baviera, el Rey Loco, proyecto que tampoco cuajó, quizás porque el rey tenía muchos pajaritos en la cabeza y porque también era homosexual, como Luis Víctor.

Princesa Isabel de Brasil, hija de Pedro II.

Sofía Carlota de Baviera.

La condición sexual de Luis Víctor fue lo que se dice un secreto a voces. De vez en cuando se escapaba por Viena para buscar aventuras con hombres jóvenes, algo así como hizo George Michael en Londres hace algún tiempo y, de hecho, a ambos los pillaron en plena faena con un mozo del que se estaban beneficiando en unos lavabos públicos; además, el ligue del Archiduque era menor de edad. A George Michael le metieron en un proceso judicial que no viene al caso; a Luis Víctor le sirvió para que se le conociera como el Archiduque del Baño (si se piensa un poco, hace falta ser cutre y poco elegante para ser archiduque y que te pillen en una actitud que hubiera sido preferible guardarse para la intimidad de un palacio). Está claro que a Francisco José no le hizo mucha gracia la aventura de su hermano, pues lo echó de la Corte y lo mandó a vivir al Castillo de Klesheim (que a mí me parece más bien palacio), cerca de Salzburgo: toda la servidumbre estaba compuesta exclusivamente por mujeres.

Klesheim.

Como Luis Víctor sobrevivió a todos sus hermanos (para algo era el pequeño), pudo ver cómo se iba a paseo todo por lo que tan modosamente había luchado su familia. Murió el 18 de enero de 1919, dos meses después de terminar la Primera Guerra Mundial.